Soluciones a problemas de la humanidad
 
 

“La química permite un futuro más seguro, saludable y gratificante para cada persona, cada día, en cualquier lugar alrededor del mundo. Porque:

La industria química

Ayuda a satisfacer las necesidades de un mundo en crecimiento


En los próximos 40 años, la población mundial se expandirá a 9 billones de personas, creando una oleada de demanda en los recursos no renovables de la Tierra.
Solo mediante la química será posible proveer un abastecimiento saludable y abundante de alimentos, aire y agua limpios, condiciones de vida seguras, fuentes de energía eficientes y accesibles así como tratamientos médicos para salvar las vidas de individuos y comunidades alrededor del mundo.

Conduce las innovaciones que hacen posible la vida moderna

La química es esencial para la tecnología, productos y procesos que mejoran la vida de las personas, hoy y mañana.
Los productos de la química constituyen la columna vertebral de nuevas tecnologías que están mejorando la calidad de vida de los individuos hoy y permitiendo un mundo más sustentable para el futuro.

Pone a la seguridad como prioridad

La industria química está comprometida con el manejo seguro, responsable y sustentable de los productos químicos a lo largo de todo su ciclo de vida, y para su uso final previsto.
Mediante la iniciativa internacional de desempeño de Responsible Care, la industria química está midiendo, comunicando y mejorando continuamente su desempeño ambiental, de salud y seguridad.

Mantiene familias, comunidades y economías a nivel mundial


Más de 7 millones de personas alrededor del mundo son empleadas en forma directa por la industria química. A nivel global, las ventas de la industria química alcanzaron su valor más alto: US$ 2,6 trillones (1,87 trillones de euros) en 2009, valor mayor que la economía de Francia, que tiene el quinto PBI más alto del mundo. En Argentina la industria química y petroquímica produce bienes por un total superior a los 25.400 millones de dólares anuales y proporciona empleo directo y de alta calidad a más de 108.000 personas, un 6% del empleo generado en nuestro país por la industria manufacturera.
La industria química reúne a gente, que trabajando junta está teniendo un significativo impacto positivo en sus comunidades de pertenencia y en el mundo en su totalidad.


Porque la química está revolucionando el mundo en el que vivimos

La química está


Transformando el modo en que utilizamos la energía.


La industria química está disminuyendo el consumo de energía al aumentar la eficiencia energética en nuestros hogares, oficinas, fábricas y vehículos y a través de la utilización de materiales livianos en productos y envases. La innovación química también permite el avance de tecnologías sustentables para la generación, almacenamiento y recuperación de energía, y de los combustibles alternativos, proveyendo de productos a los usuarios finales para una sociedad con bajas emisiones de carbono.

Reduciendo las emisiones de gases de efecto invernadero para un medio ambiente más limpio.


La industria química desarrolla los productos que reducen las emisiones de gases de efecto invernadero cuando estos son usados por los consumidores, y que además reducen dichas emisiones en sus instalaciones de producción. Por cada tonelada de dióxido de carbono que la industria emite en producción, sus consumidores reducen más del doble de las emisiones cuando usan dichos productos y, gracias a los continuos desarrollos, las reducciones de emisiones están creciendo.

Protegiendo la salud pública y mejorando vidas.

Los avances médicos y las tecnologías innovadoras generadas por la química logran un entendimiento más profundo de las causas y de mejores tratamientos para enfermedades infecciosas, permitiendo a las personas vivir más tiempo y de un modo más saludable y pleno.

Asegurando un suministro de alimentos seguro y abundante.

Los avances en la química juegan un rol instrumental en el incremento de la producción agrícola para alimentar a una población mundial en crecimiento. Los productos químicos protegen a las plantas de plagas, aumentan la producción de cultivos a través del uso de semillas de alto rendimiento y retrasan la erosión del suelo.

Proveyendo de agua potable para beber alrededor del mundo entero.

La química es esencial para el agua potable que bebemos. Los avances en la química incluyen desinfectantes que matan gérmenes y previenen enfermedades, filtros de membrana de polímeros que eliminan impurezas y materiales para tuberías que protegen al agua desde su fuente hasta la canilla.

La industria química está trabajando en las comunidades, en las que opera alrededor del mundo, para afirmar esos avances, mejorar su desempeño y para continuar brindando los productos que hacen la vida mejor.”