Hospital
 
 

Suero: Todos los medicamentos y, por supuesto, los modernos, se formulan en base a sustancias químicas, fundamentalmente de naturaleza orgánica. Sin embargo la aplicación de la química en la salud va más allá de los remedios. El sector químico desarrolla materias primas específicas para la medicina. Por ejemplo: válvulas cardíacas, prótesis anatómicas, jeringas descartables, guantes quirúrgicos, tubos flexibles y catéteres.

Instrumental: Los modernos equipos utilizados en las operaciones quirúrgicas o diagnósticos también son fabricados con productos químicos. El desarrollo de productos desinfectantes permite minimizar las posibilidades de contagio de diversas enfermedades. Por esta razón, los hospitales, clínicas y laboratorios tienen en la química un compañero indispensable.

Equipos: El hipoclorito de sodio –más conocido como lavandina- es utilizado para la desinfección de artículos de plástico, vidrio y goma. Los fenoles son usados para la limpieza y desinfección de las paredes y pisos. El glutaraldehído es un desinfectante y esterilizante muy usado para la desinfección de objetos sensibles al calor. El peróxido de hidrógeno –agua oxigenada- es un germicida que puede ser utilizado en la desinfección de las heridas. Los detergentes enzimáticos sirven para lavar el instrumental quirúrgico.