Baño
 
 

Agua: Un exitoso tratamiento químico hace al agua potable. Esto es posible gracias a productos como el hipoclorito de sodio y el sulfato de aluminio, que ayudan a purificar el agua. También sirve para higienizar los artefactos del baño.

Sanitarios: En la actualidad, la mayoría de los artefactos de los baños modernos tienen partes elaboradas a partir de distintos polímeros: la tapa del inodoro, la jabonera, la cortina de la bañadera o el vanitory.

Botiquín: Si abrimos la puerta del botiquín encontramos: alcohol, aspirinas, antialérgicos, antigripales, antidepresivos, hipertensivos. Todo tipo de medicamentos que se nos ocurra, hasta las tan útiles curitas.
Todos ellos son fabricados por la industria farmacéutica, una rama de la industria química.

Higiene personal: Para mantener los dientes blancos y sanos usamos dentífricos que contienen detergentes especiales no tóxicos. El envase de la pasta dental y su tapa son de plástico.
Las materias primas de las que se parte para fabricar el cuerpo y las cerdas del cepillo de dientes, los champúes, las cremas de enjuague, los desodorantes y los perfumes son productos que se fabricaron en una planta química a partir de diferentes materias primas.